EMERGENCIAS: 4200 911  -   MÉDICOS ECI: 4202400

Palpitaciones

Palpitaciones

Maravillosamente, nuestro cuerpo aprende y nos evita molestas sensaciones correspondientes a su funcionamiento normal. Así, en condiciones normales no percibimos el desempeño normal de nuestros órganos, siendo el mejor ejemplo nuestro corazón, (sería más que enloquecedor sentir cada uno de sus aproximadamente 100.000 latidos diarios).

Distinto resulta cuando "algo pasa", cuando el ritmo de nuestro corazón varía con importancia en forma más o menos brusca, este avisa y lo sentimos.

A esta percepción conciente de los latidos cardíacos se llama palpitaciones, siendo uno de los motivos más frecuentes de preocupación y consulta médica.

Los pacientes dan cuenta de ellas al profesional médico como "latidos", "golpes", "impulsos", "movimientos", "sacudidas", "pausas", "vacíos", "latidos en la boca del estómago", "el corazón se me sale por la boca", percibidos en el cuello, tórax o parte superior del abdomen.

El paciente debería concurrir al profesional médico habiendo prestado atención a si las palpitaciones se presentan en reposo o ejercicio, si lo despiertan del sueño, cómo comienzan, cuánto duran, cómo y con qué situaciones terminan, desde cuándo las percibe, si se acompañan de otros síntomas como los descriptos más adelante, si algún episodio ha sido documentado con la toma del pulso por persona entrenada o profesional, electrocardiograma u otro estudio, qué medicamentos está tomando para otros problemas de salud, (muchos medicamentos pueden producir arritmias), datos con los que ayudaría sobremanera a la evaluación de su problema.

Las palpitaciones pueden ser el resultado de la respuesta normal del corazón a situaciones como el ejercicio, (latidos iguales, regulares, con aumento de su cantidad en el tiempo o taquicardia), emociones y otras situaciones similares. En estos casos no evidencian situaciones de riesgo y la sensación desaparece minutos después de desaparecida la causa, (reposo, tranquilidad, etc.).

Si las palpitaciones son percibidas en estados de reposo, cuando son múltiples y sostenidas, múltiples e irregulares, repetitivas y/o acompañadas de otros síntomas y signos, estamos en presencia de arritmias cardíacas graves o potencialmente graves.

Cuando son sostenidas o cortas pero muy rápidas, estas arritmias entorpecen la función normal de bombeo de sangre del corazón a los distintos órganos y al corazón mismo, pudiendo resultar en una falla circulatoria generalizada con palidez, sudoración, falta de aire, dolor de pecho, pérdida de conocimiento, (síncope), y hasta la muerte súbita.

En el antecedente de palpitaciones de estas características la consulta médica es perentoria y durante el episodio, deberán ser consideradas como una emergencia médica.

En ningún caso se recomienda tomar medicamentos para este problema sin evaluación exhaustiva previa por parte de un profesional médico.

Relacionados

Compartir

Buscar Artículos

Categorías

Suscribite

Name