EMERGENCIAS: 4200 911  -   MÉDICOS ECI: 4202400

Resucitación Cardiopulmonar Básica (R.C.P)

Resucitación Cardiopulmonar Básica (R.C.P)

La detención del funcionamiento cardíaco y de la respiración, (paro Cardiorrespiratorio), es una situación de emergencia médica y resulta mortal si a la víctima no se le suministra ayuda en forma urgente. La clave del éxito del rescate está en administrar rápidamente Resucitación Cardiopulmonar Básica al paciente, existiendo las mayores posibilidades de un buen resultado final en aquellos casos en que la misma se inició antes de los tres minutos de producido el paro cardiorespiratorio. El Paro Cardiorrespiratorio, (fuera del ámbito hospitalario), se produce generalmente en ausencia de un equipo médico capaz de efectuar el rescate en el acto, pero en la mayoría de los casos hay personas cercanas a la víctima, las que debidamente entrenadas, podrían estar preparadas para realizar en tiempo oportuno dos actos decisivos:
- Llamar al sistema de emergencias médicas.
- Iniciar resucitación cardiopulmonar básica.

La ventana de la oportunidad de sobrevivir al Paro Cardiorrespiratorio es muy estrecha, por lo que la Resucitación Cardiopulmonar Básica adecuada y el rápido llamado al Sistema de Emergencias Médicas son las medidas claves en las que asienta el posible éxito en rescatar a un semejante.

RESUCITACIÓN CARDIOPULMONAR BÁSICA
La Resucitación Cardiopulmonar Básica es un conjunto de instrucciones y acciones que Usted puede aprender y debe practicar con maniquíes especiales, supervisado por instructores que estén debidamente capacitados para tal fin. En el presente editamos las maniobras de Resucitación Cardiopulmonar Básica, para proveerle del material teórico imprescindible necesario para esta práctica. La habilidad adquirida debe ser repasada con cursos periódicos.

SOLICITE AYUDA
Llame o haga llamar de inmediato a un Sistema de Emergencias Médicas. No deje de pedir ayuda y no abandone a la víctima. Al llamar al Sistema de Emergencia Médica refiera primero el Número Telefónico del que llama, la Dirección del Incidente y que se trata de un caso de Paro Cardíaco. De ser posible, que permanezca alguien en el teléfono, en contacto permanente con el Sistema de Emergencias, mantenga la calma, reciba instrucciones y conteste preguntas adicionales. La comunicación no debe ser interrumpida, el Despachador del Sistema de Emergencias Médicas podrá ayudarle hasta que llegue una Ambulancia.

UBICACIÓN
La víctima deberá ser acostada boca arriba sobre una superficie plana y dura.

CONCIENCIA
¿La víctima está consciente?
Sospeche que el individuo está inconsciente si se ha caído y no responde, cuando le agita suavemente por los hombros preguntando: ¿Está UD. bien? (Figura 1).

VÍA AÉREA.
Si comprueba que la víctima no está consciente, abra la vía aérea inclinando la cabeza hacia atrás. Use una mano para elevar el mentón y con la otra en la frente, incline la cabeza hacia atrás, (Maniobra Frente-Mentón). (Figura 2).
En la víctima inconsciente la lengua se relaja y cae en la parte posterior de la garganta, impidiendo la entrada y salida del aire. Esto ocurre en la posición de espaldas. Al inclinar la cabeza, la lengua se eleva, alejándola de la pared posterior de la garganta, abriendo el pasaje de aire.

RESPIRACIÓN
¿La víctima respira? Compruebe si la persona está respirando, acercando su oído a la boca y nariz de la misma. Si no puede ver movimientos en el tórax, oír o sentir el aire exhalado, la víctima inconsciente no está respirando, (esperar unos segundos). (Figura 3).

POSICIÓN DE RECUPERACIÓN
Si la víctima respira, colóquela en posición de recuperación, (Figura 4):
1 - Flexione la pierna de la víctima, que está de su lado.
2 - Coloque la mano de la víctima debajo de la nalga.
3 - Gírela hacia Usted suavemente, tomándola de la otra mano y de la cadera.
4 - Incline la cabeza hacia atrás, manteniendo la cara hacia abajo.
5 - Coloque la mano debajo de la mejilla para sostener la cabeza.
6 - Empuje la otra mano ligeramente, alejándola de la espalda.
La (Figura 5) muestra la posición final del paciente.
La posición de recuperación previene la sofocación de la víctima, pero nunca deje sola a una persona inconsciente

RESPIRACIÓN
Si la víctima no respira espontáneamente, comience la respiración Boca-a-Boca de inmediato. Realice la maniobra Frente-Mentón. Ocluya las fosas nasales con la mano. Tome una bocanada profunda de aire, aplique su boca contra la de la víctima, haga presión firmemente e insufle aire, hasta ver que el pecho de la misma se levanta. (Figura 6).
Retire su boca y repita el procedimiento dos veces seguidas. Las dos ventilaciones deben tener una duración de 1 a 1,5 segundos cada una, introduciendo el mismo volumen de aire, (aproximadamente un litro). Debe permitirse la espiración total entre cada ventilación. El tiempo para efectuar ventilaciones entre compresiones deberá ser de 4 a 6 segundos.
Cuando trabajan dos rescatadores, se deberá dejar una pausa de 1 a 1,5 segundos entre la última compresión y la primera insuflación siguiente.

CIRCULACIÓN
¿Está presente el pulso?
Busque el pulso en la arteria del cuello, de su lado. Coloque dos dedos sobre la Nuez de Adán y deslícelos hasta el surco que está al lado, presionando muy suavemente deberá sentir los latidos del pulso. (Espere unos segundos). (Figura 7).
Si la víctima inconsciente, que no respira, tiene pulso palpable, continúe con la respiración de Boca-a-Boca, a un ritmo de respiración normal.
Si el pulso no está presente comience con masaje cardíaco externo de inmediato.
Coloque sus manos en forma adecuada para comprimir el tórax.
Empuje hacia abajo el esternón, de 4 a 5 centímetros y luego descomprima totalmente. Administre 30 compresiones a una frecuencia de 100 por minuto. (Figura 10).
Luego inclínese hacia la cabeza de la víctima y administre respiración Boca-a-Boca con dos insuflaciones.
Repita la secuencia de 30 compresiones y dos ventilaciones en forma continuada, hasta que se puedan suministrar a la víctima las medidas avanzadas de reanimación.
En caso de ser dos los rescatadores, la secuencia será exactamente igual, 30 compresiones por dos ventilaciones. (Figura 11).

POSICIÓN
Ubicación de la mano: Encuentre el borde inferior de las costillas del lado derecho. Recorra las costillas con dos dedos hasta el punto de unión con el otro lado. Ubique su dedo medio sobre la unión, con el dedo índice pegado al medio. Coloque el talón de su otra mano sobre el esternón, cerca de los dedos que están sobre la unión de las costillas. Ubique la otra mano sobre ésta.
Mantenga los dedos apartados del pecho. (Figura 8).
Posición: Arrodíllese al lado del pecho de la víctima. Mantenga sus hombros directamente sobre el esternón. Empuje en forma vertical, hacia abajo, con los brazos rígidos. (Figura 9).

SOLICITE AYUDA
Llame o haga llamar al sistema de emergencias, pida ayuda inmediatamente.
Continúe las maniobras, DOS VENTILACIONES por 30 COMPRESIONES TORÁCICAS hasta que llegue la ayuda o la víctima recupere el conocimiento.
Toda víctima de un paro cardiaco debe ser trasladada a un centro hospitalario.

PARA RECORDAR
A
- Alerta - Conciencia
B - Respiración
C - Circulación

Continúe con las maniobras de resucitación cardiopulmonar básica, hasta que la víctima recupere el conocimiento y llegue auxilio con un equipo médico entrenado que pueda proveer a la víctima, las maniobras de resucitación cardiopulmonar avanzada.

DIFUNDA ESTA INFORMACIÓN, UNA VIDA PUEDE DEPENDER DE USTED.

Relacionados

Compartir

Buscar Artículos

Categorías

Suscribite

Name